Inicio / Creacionjoven / Noticia / Una exposición. Como un ecosistema

Una exposición. Como un ecosistema

29/04/2019

La Sala Amadís se transforma, del 8 de mayo al 13 de junio, en un espacio con vida propia.

  • Imprimir
  • Escuchar
Una exposición. Como un ecosistema

Bajo el paraguas de Una exposición se recogen una serie de exploraciones curatoriales sobre los modos de hacer una exposición y donde se pone en crisis la figura del comisario. Una exposición. Como un ecosistema, experimento que da nombre al ciclo, transforma la Sala Amadís de Injuve en un espacio con vida propia. Cada semana una artista de práctica inmaterial, procedente del contexto catalán, activará la exposición utilizando los rastros que deje la artista de la semana anterior. Esta secuencia detonará el crecimiento acumulativo/generativo de la exposición, donde las propuestas dejan de ser individuales para convertirse en una materia orgánica alimentada por cada artista.

Enric Farrés inaugurará la exposición el miércoles 8 de mayo explicando los condicionantes de la sala, le seguirá Ariadna Guiteras quien compartirá bebidas espirituosas el día de San Isidro. A partir del 20 de mayo, Consol Llupià abrirá la Sala Amadís a las radiofrecuencias AM y FM, simulando la comunicación de las ballenas; pasará el relevo a Jose Begega que invitará a los visitantes a compartir sus experiencias afectivas con otros agentes culturales. La primera semana de junio Marc Vives generará un contexto temporal en la sala donde los participantes harán un uso girado de su tiempo disponible; y la última semana, con todos los restos de las intervenciones anteriores, Eulalia Rovira alterará el sentido del eje de gravedad (sonidos graves, situaciones graves y efecto físico).

ENRIC FARRÉS
Los condicionantes
Visita guiada a una exposición vacía
Miércoles 8 de mayo 
Hora 19:00

ARIADNA GUITERAS
Espirituosas
Lectura acompañada de aguardientes infusionados
15 de mayo
Esto es una plaza 
Horario: 12.00 

CONSOL LLUPIA 
La ballena en Madrid
Relatoría de la liberación del esqueleto de una ballena
23 de mayo 19.00 h.
24 de mayo 12.00 h. En colaboración con María Crespo Quirós

JOSE BEGEGA
Más allá del espectador
Visita guiada: 29 de mayo a las 19.00
Momento íntimo compartido: 30 de mayo 
En colaboración con Javier Vaquero 
(el lugar y hora se informará a quienes previamente se hayan inscrito en josebegega@gmail.com)

MARC VIVES
Si a todo, siempre sí
NoTaller/Experiencia
Fecha: del 3 al 9 de junio
Hora: a convenir por los participantes en el taller
Inscripción: Formulario

EULALIA ROVIRA
La grave gravedad
Performance 
Fecha: 13 de junio a las 19.00

"Una exposición. Como un ecosistema nace por varios motivos. Uno de ellos son los afectos, otros los intereses en común, compartidos entre las que participamos. Estando como residente en L’Estruch conocí a Marc (Vives) y gracias al contacto directo entendí mucho mejor su tipo de proyectos. Marc me presentó a Jose (Begega) con el que hablé y hablé, enganchándonos no tanto por los temas de las conversaciones si no más por la deriva que se producía. A Consol (Llupià) la conocí por Jose, ellas son íntimas compañeras y podía intuir que si las discusiones con Jose me producían placer, las que tuviese con Consol tendrían el mismo efecto. Andrea (Ganuza) fue mi compañera de habitación, entre un ir y venir de gente, nosotras nos acompañamos. Ella dibujaba, yo imaginaba, pero los dos contábamos historias personales, siempre inventadas. Ariadna (Guiteras) era amiga de Andrea y un día nos conocimos. Me contó que le interesaba la similitud que había entre el amasado del pan y de la arcilla; en ambos casos entraba en juego una memoria corporal. Una inauguración en L’Estruch fue el momento de convergencia al que se unió Lali (Rovira); hablé poco de su trabajo con ella pero al día siguiente investigué y me sedujo su manera de trabajar. Enric (Farres) llegó más tarde. Le conocí meses después en un viaje a Barcelona, me molaba mucho que se denominase contador de historia. Creo que eso es lo que nos une a todas. El ecosistema ya estaba, ahora quedaba darle visibilidad en otra zona geográfica. Les escribí un correo y les propuse hacer algo secuencial entre todas; mi idea era recrear ese ecosistema, constituir una atmósfera en lugar de una exposición para que la gente pudiese conocer sus modos de hacer y que cada artista, tras su paso por la sala, dejara los rastros de su trabajo para que lo utilizara el siguiente. Esta forma de trabajar en conjunto no solo crearía una pieza única, si no que la pieza sería la “exposición” en la pieza en sí misma", Ignacio Tejedor, comisario de la exposición.