Injuve

Inicio / Node / Ayudas Injuve para la Creación Joven 2017 - Artes Visuales

Ayudas Injuve para la Creación Joven 2017 - Artes Visuales

Portada Ayudas Injuve para la Creación Joven 2017 - Artes Visuales
Urtarrila, 2019
NIPO: 734-19-002-3
Depósito legal: M-3092-2019

La Sala Amadís del Instituto de la Juventud acoge por quinto año consecutivo los proyectos beneficiarios de las Ayudas Injuve para la Creación Joven en la modalidad de artes visuales. Desde el Injuve se mantiene el compromiso con la creación joven más innovadora apoyando el desarrollo de proyectos de producción de obra, movilidad de obra o creadores y de emprendimiento.

Los quince proyectos beneficiarios se muestran en la Sala Amadís organizados en dos exposiciones que han sido cuidadas y comisariadas por Jaime González Cela y Manuela Pedrón Nicolau, un dúo de jóvenes comisarios que comparten generación con los menores de 30/35 años cuyos trabajos se exhiben en la sala y con los que han estado trabajando durante casi un año, acompañándolos a lo largo de todo el proceso de maduración de sus obras.

Cuidar y currar pueden ser vistos como términos peyorativos en determinados contextos, pero en el caso de las Ayudas Injuve para la Creación Joven, se traducen en un apoyo y un trabajo continuo por parte de la entidad hacia los y las jóvenes artistas que, con mucho esfuerzo, conceptualizan, producen y muestran sus piezas en diferentes espacios; avanzando en su carrera hacia la profesionalización en un camino no siempre fácil y en el que es vital que las Instituciones participen de forma activa, confiando tanto en los procesos creativos como en los resultados —visibles o no— tanto a corto como a largo plazo.

Heterogéneos y diversos, finalizados al completo o como etapas de investigaciones más ambiciosas, los proyectos de estos quince artistas junto a las cinco iniciativas de emprendimiento apoyadas por Injuve en esta misma convocatoria, muestran las pulsiones más actuales de las inquietudes artísticas de los jóvenes de la última generación. A nivel de obra, con formatos muchas veces inclasificables, estas propuestas híbridas, multidisciplinares y frescas revisan los conceptos de “disciplina” para generar experiencias únicas en el espacio de la sala. En el caso de los proyectos de emprendimiento, los espacios beneficiarios plantean nuevas formas de gestionar y “hacer” cultura, de programar, escuchar y crear tanto con y para los artistas como con y para los públicos.