Injuve

Inicio / Europa / Noticia / Viaja con los derechos aprendidos

Viaja con los derechos aprendidos

13/06/2016

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas se unen a esta campaña de la Unión Europea.

Logo campaña Por tierra, mar y aire: viaje con los derechos aprendidos

¿Sales de vacaciones? ¿Tienes una entrevista de trabajo o viajas a uno de los 28 Estados miembros de la Unión Europea, a Islandia, Noruega o Suiza? Pues tienes tus derechos como viajero y debes conocerlos. Este el objetivo de la campaña "Por tierra, mar y aire: viaje con los derechos aprendidos", de la Unión Europea, que tiene como objetivo informar a los viajeros de los derechos que les asisten, a la que se han sumado el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y las comunidades autónomas.

La información sobre la campaña está disponible en la web de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) y está dirigida a los usuarios de transportes con origen o destino en uno de los 28 Estados Miembros, además de Islandia, Noruega y Suiza. Además, la Unión Europea pone a disposición de los viajeros la aplicación móvil “Sus derechos como pasajero” en todos los modos de transporte (avión, tren, autobús y barco) y en las diferentes plataformas de descarga (Google Android, iPhone, iPad, Windows Phone) que ofrece una información clara y concisa sobre los derechos, permitiendo localizar fácilmente cada problema, todo en 23 idiomas. 

Los derechos del viajero

En cuanto a la campaña, en primer lugar, y en relación a la compra, la AECOSAN recuerda que al adquirir el billete de avión, tren, barco o autobús, no pueden cobrar más debido a la nacionalidad o lugar donde se compre. Existe y prevalece el Derecho a la no Discriminación en el acceso al transporte, que garantiza un trato no diferencial, ofreciendo oportunidades comparables a las de otros ciudadanos por utilizar los mismos servicios de transporte. Además, el viajero también tiene Derecho a la Información sobre el precio final del billete de manera clara y correcta, incluidos todos los recargos por servicios extra (exceso de equipaje, transporte de bicicletas, transporte de mascotas, etc.), impuestos, tasas o descuentos en función de la situación personal (tercera edad, niños, familia numerosa, etc.). 

Por otro lado, y en relación a los retrasos o cancelaciones, el usuario de los transportes tiene derecho a una información adecuada, pertinente y oportuna sobre la situación mientras dura la espera. Es una obligación de las diferentes compañías que ofrecen el servicio. Con retrasos por tiempo establecido (de al menos una hora, 90 minutos o dos horas dependiendo del medio de transporte seleccionado) o, en el peor de los casos, la cancelación del servicio, el usuario tiene la opción de: anular el viaje y solicitar el reembolso del importe de su billete o el transporte a su destino final, en condiciones similares o por medios alternativos, en cuanto sea posible y sin coste adicional.

La campaña recuerda a los usuarios que, en el caso de que se perciba que no se respetan sus derechos, se puede reclamar. En ese caso, la compañía o al transportista tendrá un mes para, al menos, acusar recibo de su reclamación y un plazo cerrado para ofrecer una respuesta definitiva. Y si esta no satisface al viajero, puede recurrir a la autoridad competente u organismo nacional de ejecución (NEB).